lunes, 12 de agosto de 2019

Ley de Víctimas Infantiles de Nueva York abre una ventana para avalanchas de demandasA partir del próximo miércoles 14 de agosto y hasta el 13 de agosto del 2020, se abre una ventana en Nueva York: quienes hayan sido víctimas del abuso sexual infantil, independientemente del tiempo transcurrido, tienen la posibilidad de presentar demandas civiles contra sus presuntos agresores, al entrar en vigor la Ley de Víctimas Infantiles de Nueva York, lo cual pone en el filo a muchas personas e instituciones religiosas, ante la expectativa de una avalancha de demandas en los próximos meses.  
Es un momento esperado por miles de sobrevivientes de abuso sexual, como es el caso de Ana Wagner, una neoyorquina de padres hispanos, quien describe este momento como una oportunidad “para hacer justicia, pero lo más importante, como una forma de detener el ciclo de violencia sexual contra menores”.
Wagner cuando tenía nueve años fue molestada sexualmente, por el mejor amigo de su padre. Hoy tiene 39 años, y las heridas causadas por esas agresiones la impulsaron a convertirse en el rostro y la voz de un llamado de conciencia, especialmente a las comunidades latinas.
“A nuestros niños culturalmente, les enseñan a ser sumisos ante los adultos. El agresor puede ser un tío, un abuelo, un maestro, y muchas veces eso obliga al silencio”, expresó.
Relata la activista que hace más de 30 años, cuando decidió en medio de una gran presión emocional, confesar a su maestra la agresión a la cual sistemáticamente estaba siendo sometida, por un hombre de 40 años, ésta prefirió no darle importancia.
Mi maestra, que era una monja, prácticamente ignoró el hecho. Yo decidí levantar mi voz, muchos años después, cuando tuve a mi hija, y más aún, cuando vi a mi agresor en una página de facebook como líder de una iglesia rodeado de niños”, confesó.
La nueva  ley aprobada por la Legislatura estatal en Albany el pasado febrero y firmada la semana pasada por el gobernador Andrew Cuomo, amplia el estatuto de limitaciones en el estado de Nueva York, lo que permite que una víctima de abuso sexual infantil pueda, hasta que cumpla 28 años, presentar una demanda para que se le impongan cargos criminales a su abusador. Antes la edad límite  para que la víctima pudiera denunciar, eran los 23 años.
La ley además permite que las víctimas busquen una reparación civil de sus abusadores y las instituciones que representaron, hasta cumplidos los 55 años.

El camino a la recuperación

Diversas organizaciones, coaliciones y líderes comunitarios ante el nuevo compás abierto para establecer demandas civiles y penales, en contra de abusadores sexuales, exhortan a la comunidad a conocer muy bien sobre el estatuto de limitaciones o plazo de prescripción de cada caso.
El reverendo Marc Rivera de la Iglesia Cristiana Primitiva del Bajo Manhattan, acompañado por propulsores de la legislación, aseguró durante un foro público para promover una campaña educativa para que los afectados sepan cómo actuar ante esta nueva ventana legal, que “la comunidad latina ha sido gravemente impactada por este tipo de abuso, pues los sobrevivientes pueden ser intimidados, porque no hablan inglés o por su estatus migratorio”.
Rivera agregó que es importante que los sobrevivientes y sus familiares busquen un “camino de recuperación y la ayuda legal adecuada para tomar decisiones correctas”, ahora que se ofrecen garantías de confidencialidad y protección.
Reverendo Marc Rivera: es un momento de perder el miedo y buscar asesoría adecuada
Entre tanto, María Valentino, una colombiana residente del Bajo Manhattan, madre de un niño de 12 años quien según su testimonio, fue abusado varias veces por el líder de un campamento al cual asistía, aseveró que está preparada para “hacer todo lo que tenga que hacer, para mandar a la cárcel a quien posiblemente ha abusado a cientos de niños”.
La inmigrante reiteró que “no ando buscando plata, porque no hay millones de dólares que le curen esa herida a mi hijo. Mientras más personas denuncien a estos enfermos, menos dolor causaran a miles de familias”, aseveró.
Asambleístas como Catalina Cruz, quien fue una de las propulsoras de esta Ley, la cual entra en vigencia después de 10 años de marchas y contramarchas, explicó que tiene toda la confianza en que este logro legislativo se convertirá en un muro de contención para una “epidemia”.
Yo soy sobreviviente del abuso sexual infantil y estoy segura que estamos abriendo una puerta sin precedentes para las personas que han sufrido por esta misma razón. Mi rol ha sido liderar una batalla, para que miles de víctimas puedan avanzar en sus vidas”, dijo la legisladora de Queens.
Para Cruz, cada quien interpreta la justicia de diversas formas, en su caso muy personal como víctima, prefirió luchar para dejar este legado a las comunidades más vulnerables.
“En lo personal no tengo pretensiones de demandar, tengo veinte años buscando mi saneamiento personal”, comentó.
El asambleísta Bryan Kavanagh, quien también formó parte del equipo de legisladores que impulsó la ley, califica el nuevo recurso como “una vía para curar muchas heridas, muchos neoyorquinos estaban esperando este momento,por muchos años”.

La avalancha que está por venir

La organización Zero Abuse Project dedicada a orientar a las instituciones para responder de manera adecuada al abuso sexual infantil, destaca en su portal web que a propósito de la nueva ventana que abre esta ley, Anderson & Associates, el principal bufete de abogados que representa a las víctimas de abuso sexual infantil, publicó el Informe Anderson sobre abuso sexual en la Arquidiócesis de Nueva York.
Dicho reporte, contiene las identidades, historias, fotografías e información sobre 310 clérigos acusados ​​de abuso a menores.
El pasado 24 de julio, otros medios neoyorquinos informaron que otros abogados presentarían 75 casos contra la Diócesis de Rochester, en anticipación de la Ley de Víctimas Infantiles de Nueva York que entrará en vigencia el 14 de agosto.
“Estas acusaciones contra la Arquidiócesis de Nueva York representan lo último en una larga línea de encubrimientos institucionales de abuso sexual infantil por parte de la Iglesia Católica y otras organizaciones”, dijo Jeff Dion, director ejecutivo de Zero Abuse Project.
La Conferencia Católica de Nueva York, que representa a los obispos de las ocho diócesis que componen el estado, reaccionó a la aprobación de la ley, luego que de acuerdo a versiones de medios locales, intentaron influir para evitar que se aprobara la retroactividad de la legislación.
“Ahora se reconoce que el abuso sexual infantil es un mal, no solo limitado a una institución, sino una enfermedad social trágica que debe abordarse en todos los lugares donde existe. Todas las diócesis católicas de Nueva York han tomado medidas importantes para apoyar a los sobrevivientes de abuso sexual infantil, incluida la implementación de programas de reconciliación y compensación”, sostuvo el comunicado.

Detalles de la Ley:

  • Es muy importante subrayar que ley se aplica sólo a aquellos que fueron menores de 18 años de edad en el momento en que se cometió el supuesto acto de abusos contra ellos.
  • En el proceso se permite a las víctimas de agresión sexual y trata de personas, mantener su dirección oculta de sus perpetradores mediante el uso de una dirección sustitutiva proporcionada, en lugar de su domicilio real de su hogar, escuela o trabajo.
  • Emprender demandas civiles o penales por supuestos casos de abuso sexual, requerirá evidencias más allá de testimonios verbales, por ello es importante que se consulten a abogados confiables sobre las posibilidades reales que avance un caso o sobre el estatuto de limitaciones aplicable.
En números
  • 2,158 niños de Nueva York fueron abusados de acuerdo con reportes manejados por Zero Abuse Project en 2017
  • 1 de cada 4 niñas ha sufrido algún tipo de abuso sexual antes de los 18 años
  • 1 de cada 6 niños han sido abusados antes de los 18 años
  • 39 millones de sobrevivientes de la violencia sexual infantil se calcula existen en EE.UU
  • 100 o más víctimas durante su vida puede acumular un perpetrador de abusos sexuales a menores
Busque la ayuda adecuada
Cualquiera sea la etapa de recuperación, el servicio de apoyo anónimo 800-656-HOPE para víctimas de abuso sexual está disponible las 24 horas. También el chat en líneaonline.rain.org
Fuente: Diario NY
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Para colocar tú publicidad

Celular: 1646-338-5164 en Estados Unidos
849-880-5988 en República Dominicana
Facebook: Alianza Informativa
Twitter: @AlianzaInformativaINT
GMAIL: alianzainformativard@gmail.com

Visitas

Noticias Populares