jueves, 26 de julio de 2018

Campos de Moya
Campos de Moya
Santo Domingo .- El presidente de la Asociación de Industrias de República Dominicana (AIRD), Campos De Moya, consideró ayer que la migración ilegal en el país “es una daga que nos desangra”, además de que presiona la seguridad social, fomenta el desempleo, genera situaciones de riesgo a la seguridad nacional e incrementa el gasto del Estado.

“Nos preocupa el tema migratorio. Tenemos el derecho de establecer y hacer respetar nuestra propia política migratoria, independiente de los intereses de otras naciones”, dijo.

En su discurso como orador invitado al almuerzo mensual de la Cámara Americana de Comercio de República Dominicana (Amcham-RD), De Moya también hizo énfasis en la situación comercial que vive el país con Haití, y manifestó que todo parece indicar que los haitianos realmente quieren mantener un ‘status quo’ de incertidumbre en ese aspecto.

“Nuestro segundo socio comercial es Haití. Lamentablemente, las relaciones comerciales con dicho país navegan continuamente en la incertidumbre. Desde la imposición de una veda a un amplio grupo de productos a cuotas de importación”, refirió.

Sostuvo que República Dominicana tiene el reto de atender sus fronteras y así normalizar la migración y el contrabando. Explicó que pese a que el papel de la Dirección General de Aduanas (DGA) es claro en común acuerdo con su contraparte haitiana en buscar mecanismos de intercambio de información y asistencia, se les ha hecho muy imposible implementar esas estrategias.

El dirigente empresarial expresó que la normalización de las relaciones comerciales con Haití, la posibilidad de inversiones conjuntas, el respeto a las reglas establecidas, constituyen anhelos del empresariado dominicano. Expuso que mientras el empresario dominicano ha confiado e invertido en su país, no se puede afirmar lo mismo del empresariado haitiano, lo que podría explicar las asimetrías en el desarrollo de ambas naciones.

Sobre la política exterior que realiza el país, De Moya valoró positivamente el establecimiento de relaciones diplomáticas con China y recomendó al sector público y privado actuar coherentemente en estrategias a presentar a ese nuevo aliado, eso si se quieren lograr avances positivos.

“Nuestro país debe ser proactivo y presentar proyectos reales que sean atractivos para el financiamiento o la inversión china, tomando siempre en cuenta nuestras grandes asimetrías con ese país”, pronunció.

El presidente de la AIRD destacó que las relaciones con China no constituyen un viaje turístico, sino que se trata de establecer compromisos que beneficien al país y que no perjudiquen el desarrollo industrial.

Exponen retos del sector industrial
Desafíos. Durante su discurso, Campos De Moya reiteró que pese al dinamismo que ha tenido la industria dominicana en los últimos 25 años, el sector no ha podido crecer a la par de la economía dominicana en su conjunto. Señaló que este es el reto que se tiene por delante: crecer haciendo crecer a la agricultura, a las zonas francas, al turismo, las pequeñas y medianas empresas y a los servicios. Precisó, además, que se necesita superar las trabas que restan competitividad a la industria, entre ellas: el suministro eléctrico costoso y deficiente; las prácticas monopólicas en el transporte de carga; las trabas burocráticas que afectan la productividad y los encadenamientos productivos; y la actual estructura fiscal que penaliza las inversiones.
Fuente: Listín Diario
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Para colocar tú publicidad

Celular: 1646-338-5164 en Estados Unidos
849-880-5988 en República Dominicana
Facebook: Alianza Informativa
Twitter: @AlianzaInformativaINT
GMAIL: alianzainformativard@gmail.com

Visitas

Noticias Populares