miércoles, 30 de mayo de 2018

La diabetes es la primera causa de ceguera, amputaciones de miembros e insuficiencia renal a nivel mundial, y al mismo tiempo incrementa la posibilidad de perder prematuramente algunas piezas dentales y con ello, aumentar los trastornos digestivos.
Los últimos estudios realizados por el Instituto Nacional de la Diabetes (Inden) muestran que la denominada “epidemia silente” afecta al 13.45% de los dominicanos, es decir, a 1 millón 340 mil personas.
El doctor Ammar Ibrahim, director de la institución dedicada al tratamiento y a la formación de especialistas en esta rama de la medicina desde la década de los 70, explicó que aunque anteriormente se pensaba que por cada diabético diagnosticado había uno que no conocía su condición, la investigación realizada con una muestra de 11 mil personas de todo el país, mostró lo contrario: De ese 13.45%, apenas el 2.2% ignoraba su condición.
Indicó que la incidencia de la enfermedad en la República Dominicana se encuentra por encima del promedio de otros países de la región latinoamericana, ya que el porcentaje de diabéticos se sitúa entre el 8 y el 9% de su población general.
Prevención es vital
Para el galeno, estas cifras deben servir para incrementar los esfuerzos dirigidos a prevenir este padecimiento, a través de campañas de educación que contribuyan a cambiar malos hábitos alimenticios y a estimular la actividad física por un mínimo de 30 minutos diarios de ejercicio.
Entrevistado durante el Almuerzo Semanal de Multimedios del Caribe por el director de este diario, Osvaldo Santana; el subdirector, Héctor Linares, y el jefe de Redacción de Apertura, Héctor Marte, el especialista dijo que aunado al hecho de que la mitad de la población tiene un gen que aumenta la posibilidad de desarrollar diabetes, según una investigación realizada por el Inden con una universidad japonesa en el año 1999, existen otros factores que predisponen a esta condición, como es el sedentarismo y el “comer lo que aparezca” que en buen dominicano, significa suprimir o postergar algunas comidas como el desayuno, ingerir grandes cantidades de carbohidratos, alimentos fritos, refrescos y jugos azucarados.
Diabetes está ligada a hipertensión
La diabetes está estrechamente ligada a la hipertensión. Según el estudio, de cada diez diabéticos, seis tienen presión arterial alta. El galeno agrega que la combinación de ambas tiene consecuencias que comprometen al organismo.
Indicó que buena parte de los diabéticos asumen conductas de riesgo documentadas en la investigación, la cual reflejó que el 15% fuma y el 35% consume alcohol con frecuencia. Según Ibrahim, esto último puede deberse a mitos extendidos en la población, como que el alcohol quema el azúcar, lo cual es totalmente falso, ya que las bebidas alcohólicas contienen un alto contenido de azúcar y energía que provocan daños al páncreas. “No deben consumir alcohol en lo absoluto, aunque no digo que un mal día pueden tomar un trago social, un vasito de cerveza, una copa de vino”, aclaró.
El director del Inden afirmó que no existen alimentos prohibidos para los diabéticos, sino que ellos, al igual que el resto de la población, deberían adoptar un plan de alimentación saludable y equilibrado de acuerdo a sus necesidades metabólicas, reduciendo el tamaño de las porciones, especialmente de aquellos alimentos que tienen un alto índice glucémico, o ricos en azúcar como son el arroz, los víveres, entre otros.
Una condición de vida
La doctora Daisy Hernández, especialista en diabetes y nutrición, insistió en que la diabetes no es una enfermedad en sí misma, sino una condición de vida que puede producir complicaciones.
Aseguró que si es tratada de manera adecuada por quien la padece puede significar llevar una vida normal.
Dijo que tras el diagnóstico, los pacientes son referidos al Departamento de Educación del Instituto a donde llegan angustiados por temores a sufrir amputaciones, daños en la vista, el hígado, los riñones, en la circulación, e incluso a disminuir la potencia sexual, los cuales pueden ser evitados siguiendo un tratamiento adecuado y adoptando un estilo de vida saludable.
Y al hablar de estilo de vida saludable, la especialista se refiere a evitar los azúcares simples, los refrescos y bebidas con alto contenido de azúcar y las comidas fritas ricas en calorías.
Evitar los fritos y reducir el arroz
“Cuando una comida se fríe produce sustancias tóxicas que hacen que esa grasa se pueda pegar con más facilidad a las arterias y desarrollar problemas de hipertensión y diabetes. Los dominicanos estamos acostumbrados a comer todo frito: huevo frito, salami frito, pollo frito… así nos enseñan desde pequeños en casa, sin embargo, para comer saludable hay que cambiar esa forma de cocción: podemos consumir las carnes hervidas, al horno, al vapor, a la plancha, son las maneras que los alimentos van a conservar sus nutrientes”.
Deploró que pese a ser una isla, en el país se consuma poco pescado y que cuando se consume sea frito y con coco, elevando así su contenido de grasas.
Hernández también dijo que es necesario reducir el consumo de arroz, harinas de maíz, de trigo, avena y víveres. “No es que lo va a dejar de comer, pero sí reducir, porque el plato del dominicano es una montaña de arroz. Lo ideal es que esa porción de arroz o de víveres a consumir no sea mayor de un cuarto del plato y que el resto se sustituya por verduras, ensaladas frescas, sin mayonesa y aderezadas con limón, aceite de oliva, y un toquecito de sal. El asunto es crear el hábito”.
La merienda es necesaria
También resaltó la importancia de hacer tres comidas y dos meriendas. “Muchas personas no meriendan porque entienden que eso es picar y eso no es saludable. Pero todo depende de qué usted elija como merienda. Hay personas que pasan semanas y no consumen una fruta, y las frutas son importantes por el aporte de vitaminas, minerales y fibras que van a ayudar a controlar el colesterol, los niveles de azúcar y van a evitar la constipación”. Agregó que la merienda evita comer de más en la próxima comida.
Los doctores Francisco Valerio, Jenny Cepeda, Daisy Hernández y Ammar Ibrahim.
Complicaciones de la diabetes son de alto costo
Según los especialistas, el tratamiento farmacológico diario de la diabetes no es tan costoso, como lo es tratar las complicaciones derivadas como la retinopatía diabética, la insuficiencia renal o amputaciones de miembros. Indicó que mientras un frasco de insulina de mil unidades cuesta en el instituto RD$150, una sesión de diálisis oscila de 90 a 100 dólares, y una persona necesita alrededor de doce sesiones al mes, lo que supone alrededor de 1,500 dólares que a la tasa actual son RD$74,130. “Ninguna familia humilde puede aguantar eso, ninguna ARS puede mantener eso por largo tiempo, por eso últimamente las ARS están invirtiendo en educación para prevenir esas complicaciones, porque solo así vamos a bajar el costo del tratamiento y cualquier enfermedad que pueda aparecer”, dijo Ibrahim. El Instituto que ya ha alcanzado su autonomía financiera, y desde hace unos años no recibe financiación estatal, ofrece diariamente un promedio de mil servicios diarios: 500 consultas externas de diabetes, 180 de pie diabético, 80 de oftalmología, de 30 a 40 de cardiología y 15 a 20 de diálisis, según detalló su director. Desde el año 1988, el Hospital Escuela Dr. Hazoury ha graduado 160 especialistas en diabetes y subespecialidades para tratar la retinopatía diabética, amputaciones de pie diabético, y al mismo tiempo desarrollar investigaciones que sirven de norte para conocer la incidencia de la enfermedad en el país y evitar copiar soluciones extranjeras.
Favorece aplicar un impuesto a los refrescos

El director del Inden enfatizó en los graves daños que causan los refrescos o gaseosas al organismo y favoreció la aplicación de impuestos como han venido haciendo algunos países desarrollados como Reino Unido para desincentivar su consumo. “Ustedes no saben el daño tan grande que hacen los refrescos y bebidas gaseosas. Ojalá le pongan un impuesto de 1,000 por ciento para que nadie los pueda comprar. Hacen mucho daño y hay una cultura en todo el mundo de que al niño como recompensa se le dé un refresco para festejar. Esto tiene un alto contenido de azúcar y causa daño a todo el metabolismo”. Contrario a lo que se piensa, la alternativa a los refrescos tampoco pueden ser los jugos naturales, aun si éstos son preparados sin azúcar. En vez de eso, los especialistas recomiendan comer una pieza de fruta entera.
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Para colocar tú publicidad

Celular: 1646-338-5164 en Estados Unidos
849-880-5988 en República Dominicana
Facebook: Alianza Informativa
Twitter: @AlianzaInformativaINT
GMAIL: alianzainformativard@gmail.com

Visitas

Noticias Populares