domingo, 10 de noviembre de 2019

"Sugerimos al presidente del Estado que renuncie a su mandato presidencial, permitiendo la pacificación y el mantenimiento de la estabilidad por el bien de nuestra Bolivia".
Con estas palabras de un comunicado en nombre del alto mando, el comandante de las Fuerzas Armadas de Bolivia, general Williams Kaliman, sugirió al mandatario Evo Morales que de un paso al lado para desbloquear la crisis política que vive ese país desde las polémicas elecciones presidenciales del pasado 20 de octubre.
De acuerdo con el comunicado, la solicitud a Morales fue formulada tomando en cuenta "la escalada de conflicto que atraviesa el país, velando por la vida, la seguridad de la población, la garantía del imperio de la condición política del Estado, en conformidad con el artículo 20 de la Ley Orgánica de las Fuerzas Armadas y luego de analizar la situación conflictiva interna".
Luego de casi tres semanas de protestas callejeras en contra de los resultados electorales que le otorgaban a Morales un nuevo mandato hasta 2025, este domingo el presidente boliviano anunció que se realizarán nuevas elecciones.
Esta medida, sin embargo, no parece calmar los ánimos de los manifestantes en Bolivia.
El mandatario dio a conocer la noticia de las nuevas elecciones, aunque sin fecha, tras la publicación de un informe preliminar de la auditoría que está haciendo de estos comicios la Organización de Estados Americanos (OEA) en el que se mencionan varias "irregularidades".
En ese informe la OEA determinó que era estadísticamente improbable que Morales hubiese ganado por el margen de 10% que necesitaba para evitar una segunda ronda electoral.
La auditoría del organismo internacional también encontró actas físicas con alteraciones y firmas falsificadas. En el informe de 13 páginas se señala que en muchos casos no se respetó la cadena de custodia de las actas y que hubo manipulación del sistema informático.
Morales anunció que renovará la totalidad de vocales del Tribunal Supremo Electoral, que fueron duramente criticados por el manejo del conteo del mes pasado. Algo también recomendado por la OEA.
Pero el fiscal general de Bolivia, Juan Lanchipa, fue más allá y anunció el inicio de una investigación por delitos ordinarios, electorales y de corrupción contra los vocales y miembros del Tribunal Supremo Electoral y de los implicados en los hechos "irregulares" que menciona la OEA en su informe.
La jornada ha seguido con numerosas renuncias de varios ministros y funcionarios afines a Moralesentre ellos el ministros de Minas, César Navarro; el de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez; el de Deportes, Tito Montaño; y la de Planificación, Mariana Prado.
También dimitieron el gobernador de Cochabamba, Iván Canelas; y el presidente de la Cámara de Diputados, Víctor Borda.
Por su parte, el candidato de la oposición Carlos Mesa, quien quedó en segundo lugar en el conteo de votos, dijo que Morales no debe presentarse como candidato a unos nuevos comicios.
Mientras, el líder opositor de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, insiste en que Morales debe renunciar.

Protestas y movilizaciones

Manifestantes marchan en La Paz, Bolivia, 9 de noviembre de 2019Derechos de autor de la imagenREUTERS
Image captionManifestantes marchan en La Paz, el sábado, contra lo que denominan la "dictadura" de Evo Morales.
El 20 de octubre, día en el que se celebraron las elecciones en Bolivia, el Tribunal Supremo Electoral suspendió repentinamente el conteo de los votos cuando la tendencia mostraba una segunda vuelta entre Evo Morales y el candidato Carlos Mesa.
Pero casi 24 horas más tarde el conteo se restableció y la tendencia mostraba a Morales como vencedor en primera vuelta.
Esto generó sospechas y desconfianza entre muchos bolivianos que comenzaron a movilizarse en las calles y a denunciar lo que consideran un fraude electoral.
Por su parte, el presidente Evo Morales, primer presidente indígena y en el poder desde 2006, también convocó a sus seguidores y denunció un intento de golpe de Estado.
Desde entonces ha habido intensas protestas en todo el país. Detractores y seguidores de Morales se han enfrentado durante las últimas semanas. La violencia ha dejado al menos 3 muertos y cientos de heridos.
Se han reportado motines policiales en varios lugares incluida La Paz donde los policías dejaron a las sedes del Gobierno y Legislativo bolivianos sin protección.
Por su parte, las fuerzas armadas han dicho que no actuarán en contra de los manifestantes.
Fuente: BBC Mundo
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Para colocar tú publicidad

Celular: 1646-338-5164 en Estados Unidos
849-880-5988 en República Dominicana
Facebook: Alianza Informativa
Twitter: @AlianzaInformativaINT
GMAIL: alianzainformativard@gmail.com

Visitas

Noticias Populares