jueves, 16 de agosto de 2018

El Nuevo Herald: David Ovalle
Las autoridades españolas arrestaron a Manuel Marín, antiguo copropietario de los Presidente Supermarkets, quien estuvo varios años fugitivo tras ser acusado de planear el asesinato del amante de su esposa en el noroeste de Miami-Dade.
Fuentes policiales confirmaron que Marín fue arrestado el martes ya tarde en Madrid.
El hombre, de 64 años, fue arrestado en la embajada de Estados Unidos en Madrid, según el diario El País, que reportó primero el arresto el miércoles. No estaba claro si Marín había ido a la embajada para entregarse.
El País reportó que la Policía española lo detuvo porque se comportaba con nerviosismo cuando trató de entrar a la embajada para unos trámites con su pasaporte. Los fiscales en Miami solicitarán su extradición para enjuiciarlo, junto con otras personas, en el grotesco asesinato de Camilo Salazar en junio del 2011.
Marín tenía que saber que lo estaban buscando, porque la historia tipo telenovela de su caso se había publicado en el Nuevo Herald en abril, lo que atrajo la atención de la prensa internacional. Su hijo, un empresario acaudalado de Miami Beach, también estuvo bajo la lupa de las autoridades por supuestamente mantener a su padre mientras esta fugitivo.
El caso comenzó cuando Salazar, de 43 años, fue hallado muerto en un camino de tierra cerca de los Everglades en el noroeste de Miami-Dade. El hombre había recibido una golpiza, lo habían degollado y le habían quemado la entrepierna.
Según la declaración jurada del arresto, los detectives descubrieron rápidamente que Salazar tenía un amorío con Jenny Marín, la entonces esposa de Marín y quien había sido su novia hace tiempo. En ese momento, Marín era vicepresidente y copropietario de Presidente Supermarkets, una de las cadenas de supermercados hispanos de más rápido crecimiento en Estados Unidos.
La Policía dice que Marín se enteró del amorío y los confrontó a los dos. Cuando la relación continuó, dice la Policía, Marín acudió a un promotor de boxeo y dos luchadores de artes marciales mixtas para que lo ayudaran a secuestrar, torturar y matar a Salazar.
Tres días después, Marín huyó a España. La prueba clave: esa noche el teléfono de Marín se usó en la misma zona donde las autoridades descubrieron el cadáver de Salazar más tarde, y registros de peajes muestran que Marín estuvo conduciendo cerca del lugar donde encontraron el cuerpo.
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Para colocar tú publicidad

Celular: 1646-338-5164 en Estados Unidos
849-880-5988 en República Dominicana
Facebook: Alianza Informativa
Twitter: @AlianzaInformativaINT
GMAIL: alianzainformativard@gmail.com

Visitas

Noticias Populares